La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
La imagen no esta disponible
Slider
 
 

       
LA COMPETICIÓN MÁS IMPORTANTE DEL VIEJO CONTINENTE, LA UEFA CHAMPIONS LEAGUE, SE CARACTERIZA POR ALBERGAR A LOS MEJORES CLUBES DE TODA EUROPA. APROXIMADAMENTE UNOS TRESCIENTOS MILLONES DE PERSONAS ESPERAN DISFRUTAR DE UNA SERIE DE PARTIDOS INIGUALABLES Y AL MÁXIMO NIVEL. NADIE SE PIERDE NINGÚN DUELO EN UN TORNEO COMO ESTE. SIN EMBARGO, TAMBIÉN EXISTEN CLUBES MUY MODESTOS CUYOS PAÍSES DE ORIGEN NO GOZAN DE GRAN CULTURA FUTBOLÍSTICA. AUN ASÍ, LOGRAN DEJAR SU HUELLA EN LA HISTORIA DE LA COMPETICIÓN BATIENDO TODO TIPO DE REGISTROS NEGATIVOS. UN CLARO EJEMPLO DE ELLO ES LA PECULIAR TRAYECTORIA DEL AVENIR BEGGEN DE LUXEMBURGO, EL EQUIPO CON LOS PEORES NÚMEROS DE LA COPA DE EUROPA.
 
 
Juan Luis RODRÍGUEZ
 

   
 
 
 
actualmente, existe mucha información, saturación de estadísticas o hemerotecas interminables que ocupan todo tipo de contenido histórico sobre el deporte rey. Todo el mundo tiene en su mano la capacidad de saber cualquier historia o conocer los entresijos del mundo del fútbol. Sin embargo, hay anécdotas especiales, hechas por y para los románticos del balompié. Historias que no todos conocen, donde es complicado desglosar todos los detalles, pero que traen consigo una atmósfera diferente y que agarra el entusiasmo de cualquier alma futbolera. Sin lugar a dudas, una de esas historias que marcan la diferencia en este sentido es la de un humilde club de Luxemburgo, llamado FC Avenir Beggen. Un equipo muy modesto y que atesora un récord negativo, aunque sigue siendo historia de la UEFA Champions League, ya que tiene el galardón de ser hasta la fecha el peor conjunto desde la creación de esta competición continental.
 
 
L
a sociedad de bienestar y el fútbol de Luxemburgo
 
El pequeño país europeo es uno de los territorios de mayor estabilidad económica con una sociedad de bienestar muy envidiable, tras la profunda crisis de los últimos años en el viejo continente. Además, la educación no para de crecer, puesto que la enseñanza se imparte hasta en tres idiomas -francés, alemán e inglés-. Por otro lado, Luxemburgo es el país con mayor salario mínimo para sus ciudadanos, superando los 1.800 euros mensuales y con una tasa del IVA que no llega al 15%. Por ello, los luxemburgueses se mostrarían claramente contrariados con la mítica frase de Jorge Valdano donde señala que "el fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes". La cultura de este país no se encuentra muy arraigada con el fútbol. A diferencia de otros países europeos, allí el fútbol es mero ocio y no existe apenas pasión ni fanatismo. Pese a que últimamente se encuentra en pleno auge, en este país que hace frontera con Francia, Alemania y Bélgica -lugares donde el fútbol sí que está más que consolidado- destacan sobre todo el ciclismo y el tenis.
 
  
  
  
 
 
   
 
El ciclismo es seguramente el deporte más importante del territorio luxemburgués, dado que la superficie de este país es llana y existe mucha tradición ciclista entre sus habitantes. De hecho, en su legado se encuentran profesionales como François Faber, Nicolas Frantz o los hermanos Schleck. Entre todos ellos albergan varios Tours de Francia, Giros de Lombardía o etapas en vueltas ciclistas como la de Bélgica o Alemania. En los últimos años, el fútbol ha aumentado en gran medida, pero sin llegar a ensalzar a ninguna figura en forma de héroe futbolístico, ni exigencia para que su combinado nacional sea más competitivo de lo que es actualmente. Luxemburgo se ha convertido en un país de gran acogida para los inmigrantes europeos, pues hay una oferta de empleo muy alta y muchos son los trabajadores que llegan desde Italia, España o Portugal. Esta es otra razón por el que se da un notable crecimiento en cuanto al interés de la población en este deporte.
 
Curiosamente, de la gran terna de jugadores que están saliendo de la generación de jóvenes promesas nacidos en el año 2000, destaca el nombre de Vincent Thill. Sin duda, esta futura estrella ha sido un claro foco para captar la atención de una sociedad que prácticamente no apuesta por el fútbol. El peculiar caso de Thill reside en que Luxemburgo nunca ha tenido grandes estrellas. Destacan jugadores que han vivido del fútbol profesional, pero no han tenido una especial repercusión mediática, como es el caso de Fernand Brosius o Jeannot Moes -militó en el Avenir Beggen-. De manera más contemporánea, aparece el nombre de Jeff Strasser, que destacó por consolidarse en potentes ligas como la Bundesliga y la Ligue 1. Todos se encuentran muy alejados de Vicent Thill, quien ha conseguido atraer el interés de grandes potencias como el FC Bayern de Múnich. Sin embargo, el propio jugador no se quiere precipitar mientras se desempeña en el FC Metz.
 

 
Los orígenes del Avenir Beggen
 
Después de contextualizar la tradición y las costumbres futbolísticas de Luxemburgo, debemos concretar un poco más para profundizar y llegar hasta una historia muy especial. El barrio de Beggen, ubicado en la capital del país, Ciudad de Luxemburgo, conforma una cuarta parte de esta urbe. Este pequeño barrio trae consigo un fuerte carácter histórico-militar, ya que el Castillo de Beggen, uno de los patrimonios más carismáticos de este lugar, fue el sitio de acogida para la base de las fuerzas ocupantes de la Wehrmacht y, más tarde, para las tropas estadounidenses liberadoras durante la Segunda Guerra Mundial. Además, en el siglo XX sirvió como hogar para el director general de la importante empresa siderúrgica luxemburguesa ARBED. Actualmente, alberga a la Embajada de Rusia en Luxemburgo. Por otra parte, más del 70% de la población que habita este barrio es extranjera, la gran mayoría de otros países de la Unión Europea, con lo cual tiene una gran afición futbolística. El equipo de este distrito es el FC Avenir Beggen.
 
  
 
 
 
 
 
El cuadro aurinegro fue fundado en 1915 con el nombre de Étoile Sportive Beggen, aunque ya existía un club con el mismo nombre. Por ello, adquiriría el nombre actual, FC Avenir Beggen. Poco a poco se fue consolidando en la Division Nationale de Luxemburgo -máxima categoría del país-. Hasta 1969 tuvo que esperar para lograr su primer título de liga, en una temporada muy igualada en la que luchó de tú a tú ante el AS Jeunesse Esch. Al año siguiente jugaría un torneo continental por primera vez en su historia, nada más y nada menos que la Copa de Europa. En 1974, el Jeunesse Esch se tomaría la venganza de su mano y se alzaría con el título de la Copa de Luxemburgo, a costa de un Avenir Beggen que disputaba por vez primera una final copera. La década de los 80 fue la más laureada en la historia de los pixies (duendecillos), debido a que lograron el grueso de títulos que posee. De manera más específica, resalta la temporada 1984/85, cuando consiguieron ganar el título de la Division Nationale y la Copa de Luxemburgo. Durante estos años, el monopolio del FC Avenir Beggen era espectacular, llegando a conquistar tres copas en cinco años y su cuarto título de liga.
 
En los años de mayor apogeo futbolístico del club que disputa sus partidos como local en el Stade Rue Henri Dunant, se convirtió en un habitual en las fases previas de la Copa de Europa, aunque no llegó en ningún caso a disputar la fase de grupos de la Champions League ni de la Copa de la UEFA. Además, también haría su recorrido europeo en la Recopa de Europa, competición continental que era disputada por los campeones de copa de cada país que forman parte del órgano administrativo de la UEFA. El bagaje del Avenir Beggen por Europa ha sido un auténtico caos, llegando a convertirse en el peor equipo de la historia de la Copa de Europa, récord que sigue vigente en la actualidad. Este dato no contribuye a que su afición esté orgullosa, pero demuestra la importancia del Avenir, pues solo Jeunesse Esch -equipo con más títulos en Luxemburgo- y F91 Dudelange han jugado más duelos en esta prestigiosa competición. Los años 90 serán el principio de una catarsis institucional y deportiva. En 1994, conseguiría su última BGL Ligue. Sus vitrinas quedaban formadas por seis campeonatos ligueros y siete Copas de Luxemburgo. Pero el club aurinegro comenzaría a experimentar una montaña rusa de descensos y ascensos de categoría.
 
 
Un récord histórico en la Champions League
 
En el mundo del fútbol es absurdo explicar qué significa la Champions League y lo que genera. Un torneo totalmente diferente, donde participar ya es un logro. Muchos son los equipos que albergan algún tipo de récord en esta competición, desde a nivel colectivo como es el caso del Real Madrid -único club en ganar la Champions League tres veces consecutivas con el formato actual- hasta a título individual, destacando, por ejemplo, Francesco Totti como goleador más veterano en la historia de la competición. Aproximadamente, 500 clubes han disputado la Copa de Europa -incluyendo fases previas-, de los cuales 22 se han alzado con la 'Orejona'. Pocos saben que el FC Avenir Beggen es el equipo con peores registros de la competición y que su nombre también figura en su libro de los récords. Los aurinegros han disputados 12 partidos en el torneo, haciendo pleno de derrotas con un bagaje de 1 gol a favor y 56 en contra. Entre las derrotas más dolorosas del conjunto luxemburgués resalta el 9-0 encajado a manos del IFK Göteborg. El Avenir Beggen nunca ha tenido el privilegio de jugar la fase de grupos, tan solo se ha quedado con el placer efímero de disputar fases previas y no conseguir avanzar en ninguna de ellas.
 
 
 
 

  
 
 
La primera eliminatoria europea del Avenir Beggen data de la temporada 1969/70, ante el AC Milan. En aquel entonces perdió en Estadio de San Siro por 5-0 y en el Municipal de Luxemburgo por 0-3. Es decir, un resultado global de 8-0 a favor del combinado lombardo. Seis años después, el SK Rapid Viena les sacaría los colores con un global de 13-0 (0-5 y 8-0). Pero sería en la 1984/85 cuando el equipo del barrio de Beggen viviría la mayor derrota de toda su historia. El IFK Göteborg le marcaría un total de 17 goles, producto de dos partidos catastróficos de los luxemburgueses (0-8 y 9-0). La última ronda que jugarían los pixies en el antiguo formato de la Copa de Europa (1986/87) les enfrentaría al FK Austria Viena, contra el que lograron al menos mantener la dignidad (6-0). En la 1993/94, ya en la actual Champions League, se midieron al Rosenborg BK, cayendo en una eliminatoria muy igualada (0-2 y 1-0). Una temporada después, el Avenir Beggen jugaría su último partido en la máxima competición europea. En este caso, el oponente era el Galatasaray SK. Los aurinegros conseguían marcar su primer y único gol en Champions. El delantero de origen ruso Mikhail Zaritskiy pasaría a formar parte de la historia del club gracias a aquel tanto. Todo un éxito pese a perder ante los otomanos tanto en casa (1-5) como en Turquía (4-0).
 
En el resto de competiciones internacionales que ha jugado el Avenir Beggen las estadísticas tampoco es que hayan sido muy alentadoras. Además de la Champions League, el cuadro luxemburgués ha disputado la Copa de la UEFA y la Recopa de Europa, y sus números mejoran de manera muy leve. De hecho, el conjunto aurinegro tan solo ha podido superar dos rondas entre todas las ediciones que ha disputado a lo largo de su historia. La primera de ellas fue la Recopa de Europa de la temporada 1974/75. Los pixies pasaron de ronda tras la incomparecencia del Enosis Neon Paralimni, a causa de la dura crisis en Chipre por el golpe de Estado contra el gobierno de Makarios III y la posterior invasión turca. En octavos de final serían eliminados por el FC Estrella Roja (1-6 y 5-1). Por otro lado, habría que remontarse a la fase previa de la Copa de la UEFA de la 1995/96. Después del empate del encuentro de ida contra el Örebro SK (0-0), la escuadra de Beggen ganaría el partido de vuelta por 3-0 debido a la alineación indebida de su rival. La alegría volvería a durar muy poco, pues el RC Lens acabaría con la aventura europea del Avenir en aquella primera ronda (6-0 y 0-7).
 
Las participaciones internacionales más destacadas y meritorias en la historia del Avenir Beggen se produjeron a principios de la década de los 90. En la temporada 1990/91, los aurinegros vencieron al FK Inter Bratislava en el partido de ida de la ronda de clasificación para la fase de grupos de la Copa de la UEFA. Un doblete del alemán Markus Krahen fue determinante para sumar uno de los tres triunfos que los luxemburgueses han conseguido a lo largo de su historia. Sin embargo, en la vuelta quedarían eliminados estrepitosamente por lo el conjunto eslovaco (5-0). La temporada 1992/93 fue testigo de la única eliminatoria que los de Beggen han superado en el terreno de juego hasta el momento. Sería en la ronda previa de la Recopa de Europa, doblegando al B36 Tórshavn. El gol de Armin Krings en el primer minuto de partido encarrilaría rápidamente el choque de ida para dejar la victoria en casa (1-0). La vuelta, disputada en el Gundadalur Stadium de Islas Feroe, se complicaría con un gol tempranero de los locales, pero el tanto de Markus Krahen sentenciaría definitivamente a los tigres blancos feroeses. Después de conseguir aquel éxito y clasificarse para los dieciseisavos de final, serían apeados por el FC Spartak de Moscú, eso sí, no sin ponérselo difícil, al menos en Luxemburgo (0-0 y 1-5).
 
 
 
 
 
 
  
 
El balance histórico del FC Avenir Beggen en competiciones europeas no deja indiferente a nadie, rompiendo con todos los esquemas establecidos desde el punto de vista estadístico. Los pixies han disputado 36 partidos por Europa -entre Champions League, Copa de la UEFA y Recopa de Europa-, donde suma 3 victorias, 3 empates y 30 derrotas, sumando 12 tantos a favor y 142 en contra. Observando estos datos no hace falta ser un experto del modesto fútbol luxemburgués para sacar una conclusión muy clara: cada partido que ha disputado el Avenir en el panorama internacional ya es de por sí un triunfo. Sin nada que perder, este equipo arriesga y disfruta del mero hecho de estar en la competición, por lo que lo lógico es que reciba más de una goleada. Tan solo le queda la ilusión de luchar cada balón como si fuera el último y hacer historia en una situación que hasta meter un solo gol ya se convierte en algo utópico. En definitiva, el conjunto Wichtelcher forma parte de la historia de la Champions League, pese a no ser desde un enfoque precisamente positivo. Aun así, puede presumir de ser el único equipo de Luxemburgo en jugar esta competición junto al F91 Dudelange y el Jeunesse Esch, el equipo con más éxitos del Gran Ducado de Luxemburgo.
 
 
Una pesadilla que comienza a ser eterna
 
Actualmente, lo que menos preocupa a la afición del Avenir Beggen es que su club sea el que peores registros ostenta en la historia de la Champions League. Es más, ahora añoran aquellos años en que su equipo salía goleado de los estadios de Europa, ya que esto se traducía en éxitos y títulos nacionales. La temporada 2008/09 fue el comienzo del declive aurinegro. La escuadra de Beggen finalizó colista con tan solo 13 puntos en la BGL Ligue, un campeonato con catorce equipos y donde, como curiosidad, destaca la presencia de equipos de origen portugués. Por encima de todos, aparece el caso del RM Hamm Benfica, club surgido del SL Benfica debido a la gran colonia lusa que habita en el territorio luxemburgués. Desde el descenso a la categoría de plata, la trayectoria de los pixies ha ido cuesta abajo y sin frenos. Dos campañas después, descenderían de la Éirepromotioun -Segunda División- a la 1. Division -Tercera División- de Luxemburgo. En la campaña 2012/13, regresarían a la Éirepromotioun con el único objetivo de volver a la máxima categoría del fútbol luxemburgués y recuperar ese monopolio que albergaba hasta no hace mucho tiempo.
 
El Avenir Beggen comenzó a asentar las bases de su resurgimiento en 2013, cuando una leyenda del club tomó las riendas de la directiva para devolver a los aurinegros al lugar que se merecen. El ex guardameta Damien Raths se retiró como profesional en el verano de 2013, y desde ese momento se hizo con la presidencia relevando a Jean Hansen, que tuvo que abandonar el cargo por motivos de salud. "Beggen sigue siendo el único club en la ciudad y es un nombre muy conocido, incluso en el extranjero", así explicaba Raths lo que significa el conjunto Wichtelcher en el mapa futbolístico. Aunque sea un club muy humilde, jugando en la quinta peor competición nacional de Europa y sin poder reunir ni a 5.000 personas en su estadio, el Avenir Beggen posee una amplia trayectoria deportiva, tanto nacional como internacional. En el futuro próximo, su meta no debe ser otra que luchar de nuevo mano a mano ante clubes como el F91 Dudelange o Jeunesse Esch por ser el mejor equipo del Gran Ducado de Luxemburgo. Y, por qué no, intentar descolgarse definitivamente ese sambenito de ser el peor equipo en la historia de la Champions League.
 
 
 
 

       Light Gallery format is incorrect, path is missing!
 
 
 
Joomla Plugins
 
 
Contacto
 
Plaza de Pilatos 5, 2º Izquierda (Sevilla, España)
Tel: (+ 34) 635 06 70 09